Siempre hay formas distintas de abordar las realizaciones personales y colectivas, y muchas de las llevadas a cabo en la Pajarona, hubiesen podido hacerse diferentes o mejores, por supuesto a criterio de cada uno de los Socios.

No obstante, una de las preocupaciones de todas las Juntas Directivas de la Peña Flamenca La Pajarona ha sido Dignificar el Flamenco, mediante su equiparación a cualquier manifestación artística, especialmente las musicales. Y lo ha puesto en escena dando a cada artista la máxima atención, cuido y relevancia, al margen de su historial más o menos denso, sus variantes estilísticas o rotundidad interpretativa. Para la Pajarona, todo aquel que se sube a nuestro tablao goza del máximo respeto y admiración, por el sólo hecho de hacerlo. Y así lo han reconocido los artistas que nos han obsequiado con su arte, porque siempre lo hemos considerado un obsequio. Y podemos asegurar, que este comportamiento nos ha reportado extraer y disfrutar lo mejor de cada uno; como lo demuestra las magistrales actuaciones cosechadas.

Otro de los aspectos que esta Peña en tanto como sociedad ha cuidado con escrúpulo, ha sido la claridad en sus decisiones y cuentas. Siempre han estado expuestas y justificadas por sus Juntas Directivas y la prueba que aún hoy están a disposición de los socios en esta página web desde su fundación en 1983. No siendo menos relevante, que ningún directivo haya percibido remuneración alguna por trabajo o dedicación, siendo en muchos casos muy significativos y prolijos.

También ha sido una constante de la Pajarona desde su fundación, la rigurosidad en la vigilancia del comportamiento. Hemos cumplido y hecho cumplir, los objetivos que se definen en nuestros estatutos y exigido dejasen fuera de la polémica las opiniones políticas, religiosas e incluso deportivas; pues el respeto y tolerancia nos obliga mantener fuera del flamenco todo lo ajeno.

Igualmente acogimos con los brazos abiertos a quienes nos han visitado, tanto aficionados y/o asistentes a los actos, como a los interesados en conocernos.

Hemos excluido deliberadamente los aficionados que utilizan las peñas, como resonancia de sus alegres orgías ebrio tabernarias, desvirtuando las cualidades ancestrales, culturales y sentimentales de nuestro arte flamenco.

Este bagaje de tantos años, que ha sido puesto en práctica por todas las Juntas Directivas, ha llevado a cada uno de sus socios, sea cual fuese su grado de afición al flamenco, a proclamar donde estuviere y con quien departiese su ORGULLO DE PERTENECIA Y DIFUNDIMOS COMO UN PRIVILEGIO Y …

HONOR, EL SER SOCIO DE LA PAJARONA.

- - - - - -

Conociendo este sentimiento colectivo, me permití redactar y colocar en la entrada de la nueva sede este azulejo, cual creo resume nuestras aspiraciones.

Editorial Pajarona

Publicidad

Aceites de Oliva del Sur

Caldelería Bujalance

Flamenco Montoya

Estamos en:

C/ MESONES, ESQ. PLAZA MAYOR 
Bujalance (Córdoba)  

Ver mapa y contacto

lapajarona@gmail.com

Youtube La Pajarona

Video destacado

Hoy destacamos...