Alfonso Benítez López

La Peña Cultural Flamenca La Pajarona, se inauguró el 8 de septiembre de 1983, en el llamado “Bar Jati”, propiedad de Joaquín González Verdugo.

Actuó como Maestro de Ceremonias, el Flamencólogo Agustín Gómez Pérez, y los artistas invitados al Primer Acto, fueron: en el cante, Chano Lobato; José Luis Postigo a la guitarra y al baile María Oliveros.

Esa misma noche nuestros mayores José Guadix “Pajares” y Pedro Montero, refrendaron el nombre de nuestra Peña regalándonos el primer cante por pajaronas, fuera de la besana. Un cante éste, que hasta entonces sólo había sido una cita literaria; con ello, nos hicieron ver que, “el cante de gañanes”, pervivía aún en la memoria de los antiguos peones labriegos de Bujalance.

 Los inicios fueron duros (como todo lo que empieza), pero el tiempo fue pasando y, La Pajarona hundió y desarrolló sus raíces.

Jose Mercé y Manuel Soto (22-12-1984)

En el “Bar Jati”, disfrutamos de momentos muy entrañables, aplaudimos recitales con artistas míticos: Curro Malena, José Menese, Miguel Vargas, Sordera, Carmen Linares, José de la Tomasa… En su magnífico patio se celebró el primer y único “Festival de La Siega”. Al cante: Curro de Utrera, Gabriel Moreno, El Pele y Lucas de Écija. Guitarras: Paco del Gastor y Manuel de Palma.

En el Baile: Carmen Ledesma y su cuadro. Se llevó a cabo bajo el patrocinio del Excelentísimo Ayuntamiento, y aunque artísticamente fue una gran noche, el resultado económico fue deficitario, lo que hizo que nunca más en Bujalance se plantease el celebrar un Festival.

Se nos enriqueció con Conferencias Ilustradas, y se iniciaron Ciclos que en un futuro se convertirían en distintivos de la Pajarona, sírvanos de ejemplo, la Exaltación de la Saeta y la Navidad Flamenca.

Miguel Vargas y Paco Serrano (1-6-1985)Fueron nombrados Socios de Honor: Joaquín Garrido y Rafael Salinas.

La Peña demostró en Bujalance, que el Flamenco es un elemento esencial en la Cultura Anda-luza, y que tiene la propiedad de aglutinar en torno a él, a personas de distinta edad, pensamiento u origen. La irrupción de la Peña en la vida social y cultural del pueblo, tuvo muy buena acogida, y desde sus inicios, se integró y pasó a formar parte del pueblo.

La  presidencia, durante nuestra estancia en el Bar Jati, fue rotando; el primero fue Joaquín González Verdugo (de septiembre del 83 a diciembre del 84), tomó el relevo José Guadix Pedraza (de enero del 84 a enero del 85) y por último, Alfonso Benítez López, encargado de clausurar aquella etapa inicial y continuar nuestra andadura, trasladando nuestra Peña a su nueva Sede Social, situada en la calle El Candil.

El motivo por el que se decidió cambiar de domicilio, fue debido a que, aunque los actos des-arrollados en el Bar Jati, eran todo un éxito; los socios no terminaban de identificar aquel local como  “su Sede Social”, (tal vez estaba muy alejado del centro del pueblo, o no lo asociaban claramente  con “La Pajarona”, para ellos.

Miguel Vargas y Paco Serrano (1-6-1985) seguía siendo “el Bar Jati”), lo que hacía que, fuera de las actividades peñísticas, la asistencia de socios a la Peña, era muy escasa.

Sede Social calle El CandilLa Inauguración de la nueva Sede Social, se consumó en octubre del 86, y nuestra Peña empe-zó una nueva andadura, decía nuestro Presidente el día de la Inauguración: (1) “...es como el mu-chacho que se hace mayor, se independiza y crea su propio hogar, no porque no esté a gusto en el de sus padres, sino porque necesita otro hogar distinto, necesita... ¡su hogar !”

Mirando siempre adelante y con una economía paupérrima, conseguimos transformar la antigua cochera o cuadra de la casa de don María Palma, (calle El Candil) en un rinconcito lleno de encanto y de sabor.

En esta segunda fase, un gran número de personas, engrosaron la lista  de socios. Recordemos que, la particular forma de atender la Peña tuvo mucho atractivo (sobre todo los primeros años). Cada mes se confeccionaba una lista abierta de socios que, voluntariamente se responsabilizaban en atender la Sede, convirtiéndose éstos, en taberneros y responsables de todo lo que allí ocurría. La consecuencia fue que, la relación  Sede Social calle El Candil social deseada y que aún no habíamos conseguido (de lo único que podíamos presumir era de una actitud y de un cierto compromiso ante el Flamenco),  empezó a cuajar, y muchos de nosotros cuando llegaba la hora de la Peña, decíamos…“vamos a la Peña que el pobre tabernero no esté sólo”. Esto hizo que, ahora sí, la asistencia diaria a nuestro pequeño local aumentó y se hizo estable, y con ello, la verdadera vida peñística floreció; al mismo tiempo hay que resaltar que aquel sistema de autogestión de nuestra Sociedad, contribuyó a que nuestras penurias económicas fuesen más discretas.

Paqui Lara y Quino Román (20-6-1992)La Pajarona, continuó abriéndose al pueblo y siguió celebrando actividades diversas con otras Asociaciones: con la A. de Cofradías: las Exaltaciones a la Saeta; con la Excma. Diputación, pasó a ser Sala de Exposición de Fotografías, en el Día de Andalucía; participamos durante varios años en la celebración del Día del Libro; fuimos pioneros en la Fiesta de la Exaltación de la Cruz de Mayo y abrimos Caseta en el Real de la Feria de Bujalance.

Vuelvo a insistir: esta etapa fue realmente dura, pero muy rica en vivencias; he de resaltar, naturalmente, las   
actividades extrapeñísticas citadas pero permitidme que ahonde en dos de ellas: “La Exaltación de la Cruz” y “La Pajarona en la Feria”.

Inmaculada Martín y Eduardo Rebollar en la FeriaEl único fin perseguido por la Peña, en la participación de las distintas Exaltaciones de la Cruz, fue el participar, estar y contribuir al engrandecimiento de nuestro pueblo, ya que era una actividad organizada exclusivamente por el Ayuntamiento.
En cuanto a la presencia de La Pajarona en la Feria, nuestro fin fue muy claro desde el principio: revertir, agradecer al pueblo su contribución hacia nosotros, ofreciéndole una serie de actos públicos (siempre abiertos y gratuitos) con unos artistas contratados y elegidos muy es-pecialmente, para este tipo de celebraciones, y que eran sufragados con el gasto de los propios visitantes (debe quedar bien claro que la Peña nunca obtuvo ganancia económica con el montaje de sus casetas de Feria). Simplemente, quisimos brindar a nuestro pueblo ese lugar especial, donde descansar de ruidos, hablar, tapear, poder atender a nuestros visitantes dentro de la Feria, pero…¡a gusto! La Caseta de La Pajarona se convirtió en un verdadero oasis dentro del ruido ferial y pienso que, todavía se echa de menos en el pueblo.

Naturalmente todo esto no hubiese sido posible sin la cesión desinteresada de las instalaciones de la finca por parte de la propietaria, así  como la colaboración del personal que con ella trabajaba.

Carmen Linares en El Homenaje a Paco González (11-10-1995)Chano Lobato en El Homenaje a Paco González (11-10-1995)

Pasados estos años, hay que reconocer y aplaudir, la dedicación de todos aquellos (directivos y no directivos) que participaron en el engrandecimiento del espíritu peñístico, colaborando desinteresadamente con su trabajo en el montaje, decoración y funcionamiento de unas actividades tan complejas.

Las actuaciones artísticas propias de Peña, se hacían en la misma Sede, y en otras ocasiones, cuando el espectáculo se magnificaba y exigía un aforo superior, se buscaba  un local más apropiado: El Molino, Casa Patricio, la Vera Cruz, Safa, el Instituto, el Centro de la Calle Sogueros, el Centro de Adultos, el patio de San Juan de Dios, el Centro de Día, el Teatro Español, la Juventud Artesana, la casa particular de Juan García Laín, el Ayuntamiento, el Centro de la Juventud, el Salón de Actos del Colegio de la Milagrosa, la Ermita de Nuestro Padre Jesús, la Iglesia de San Juan de Dios; el cortijo de Hipólito Quirós y hasta el Castillo-Alcazaba se hicieron flamencos.

Ningún rincón de Bujalance quedó por tomar. Los flamencos de La Pajarona, pidieron, adaptaron y celebraron sus actos en los sitios más recónditos.

¿No es esto abrir, calar y entrar en la maraña socio-cultural del pueblo?

Un recuerdo especial merece la grabación en mayo del 89, de los primeros y únicos cantes por pajaronas existentes. Agustín Gómez proyectó la obra “Cantaores de Córdoba” patrocinada por la ya extinta Caja Provincial, en la que nuestros queridos y desaparecidos Montero y Pajares, dejaron registradas las tonás campesinas más antiguas que se conocen; esto constituyó un verdadero espaldarazo para la Peña y para el pueblo de Bujalance, puesto que a partir de aquel momento, sería una realidad la dualidad Pajarona-Bujalance. Su presentación se consumó en el Palacio de Viana:

(2) “…se hizo coincidir con el final del Concurso Nacional de Córdoba,  por lo  que nuestra  capital,  albergaba  aquélla  noche,  a medios  de comunicación de todas las provincias andaluzas; el patio del Palacio estaba lleno de artistas  (unos  habían  participado  en  el  disco:  Pele,  Juli  Córdoba,  Séneca, Churumbaque, Manuel de Palma... etc.; otros, como espectadores: Pilar López, Mario Maya, Antonio...; representantes de las Peñas flamencas de Córdoba; personas del ámbito financiero; políticos de la ciudad..¡mucha gente!. En medio y perdidos entre tantos notables del Arte y de la Cultura, nuestros mayores Pedro Montero, Pepe Pajares, Pepe Pajares (hijo) y el que esto escribe. Habló el representante de la entidad financiera que había sufragado los gastos de la grabación; habló Antonio Povedano, artista que había ilustrado la portada y el libreto que acompaña a los discos y, naturalmente el Director de la Obra “Cantaores de Córdoba”: Agustín Gómez. En medio de esta presentación "pinchó" un disco como muestra de lo grabado, y las voces de nuestros paisanos, Pedro Montero y Pepe Pajares, ocuparon el Palacio de Viana... el mítico Cante de las Pajaronas del que nada había grabado, fue oído en el silencio sepulcral de un montón de buenos aficionados, el viejo cante campesino acababa de ser recuperado, gracias a la técnica de la grabación. Agustín Gómez, pidió un aplauso, para los viejos arcanos de la Pajarona que estaban allí presentes y... el patio se abrió como un abanico, dejando a dos hombres sencillos y emocionados, convertidos en protagonistas, en el centro de todo, recibiendo el más venerable aplauso que se pueda recibir.

Fue un momento lenitivo, etéreo... ¡delicado!; un verdadero acto de reconocimiento y agradecimiento de todos los asistentes, hacia nuestros mayores, portadores y conservadores de una reliquia de cante, próxima a la extinción. Naturalmente, los que tuvimos la dicha de ser testigos, jamás lo olvidaremos”.

Pedro Montero y José Guadix, arcanos de La Pajarona

Muchas fueron las noches, en las que “el duende” estuvo con los socios de La Pajarona, disfrutamos con primerísimos artistas del Flamenco: Diego Clavel, Calixto Sánchez, Naranjito de Triana, Vicente Amigo, El Pele, Gabriel Moreno, El Polaco, Rancapino, Manuel Mairena, Sorroche, Juana la del Revuelo, Luis de Córdoba, Mariana de Cádiz, Vicente Soto, Famillia Fernandez, Chaquetón, Niña de Huelva, Antonio Reyes, Enrique Morente…

En esta etapa fueron nombrados Socios de Honor: Rafael Salinas González, Pedro Montero Tejada “Montero”, José Guadix Ríos “Pajares”, Agustín Gómez Pérez, José Arrebola Rivera, Francisco González Ramírez y Mario López López.

Felix Grande y Paco González (7-de noviembre de 1997)Recibieron la Insignia de Oro de la Peña: Fosforito y Fernando Moreno.

Se acercaron a nosotros con sus conocimientos los afamados flamencólogos:  Rafael Salinas, Agustín Gómez, Paco González, Juan Ortega, José Arrebola, Antonio García, Pepe Arias, Manuel Urbano, Félix Grande, Juan Velasco, Francisco Martínez, José Blas Vega, Manuel Ríos Ruiz, Emilio Jiménez, Gonzalo Rojo, Romualdo Molina, Miguel Acal, Rafael Jurado, Ángel Álvarez Caballero.

Conseguimos publicar cinco Boletines Flamencos y dos libros:

  • “Homenaje a Mario López” (Ciclo de tres conferencias ilustradas, en las que se analizaba la relación de Mario López con el Flamenco, junto a las adhesiones al poeta) 
  • “Huellas del Cante en el Siglo XX” (en este libro se recogieron las conferencias dedicadas a los nueve cantaores, pilares del flamenco del siglo XX: “Antonio Chacón”, “Manuel Torre”, “Manuel Vallejo”, “Niña de los Peines”, “Manolo Caracol”, “Pepe Marchena”, “Antonio Mairena”, “Camarón de la Isla” y “Fosforito”).

Antonio Povedano, Antonio Bujalance y Pedro López (31-10-1997)Como se puede observar, fueron muchas las actividades que nuestra Peña llevó a cabo, pero hay que destacar, algunas que necesitaron una preparación más exhaustiva, me refiero concretamente a estas dos últimas: el Homenaje a Mario López y el Ciclo Huellas del Cante en el Siglo XX.

Permitid que ahonde un poco en la primera de ellas.

El 9 de marzo de 1998 la Asamblea General de Socios aprobó su nombramiento como Socio de Honor, y señalamos el otoño para hacer realidad dicho Homenaje. Nos fijamos tres tipos de actividades: Exposición, Conferencias y Homenaje propiamente dicho, completado con la publicación de un libro de adhesiones.

Pedro López como Presidente, José Luis Castro como Tesorero y yo como Secretario, fuimos designados como portavoces de la Peña; amigos que nos escucharon, creyeron en nuestro proyecto, y se convirtieron desde un principio en miembros activos del homenaje que se iba a gestar, fueron Agustín Gómez y Antonio Povedano.

Y allí, en la puerta del Bar “Paco Cerezo (frente a la Excma. Diputación de Córdoba), fueron muchas y calenturientas las reuniones que celebramos en los meses de julio, agosto y septiembre.

Presidente, Secretario y Tesorero de La Pajarona junto a Mario López en su Homenaje (8 de noviembre de 1997)Nosotros acudíamos a las reuniones, cargados de preguntas, ellos, respondían a nuestras propuestas con el conocimiento del que ha dedicado una larga vida a estos menesteres, y daban luz y resolvían nuestros pequeños problemas. Era una empresa complicada, todo tenía su pequeña dificultad, pero se avanzaba. Todo se iba hilvanando, despacio, pero con la seguridad que infunde el respaldo de unas personas tan preparadas para este tipo de proyectos.

Tras estas maratonianas jornadas, corríamos a trasladar las últimas novedades al resto de la Junta, que unida como una piña, estaba en constante convocatoria… ¡había para todos!

El montaje de la Exposición de Pintura, quedó fijado con la participación de los pintores Antonio Povedano, Antonio Bujalance y el propio Mario López; en cuanto a la Escultura, estaría ocupada por el artista Venancio Blanco.

Agustín Gómez (8-11-1997)El libro contó con la adhesión de la Consejera de la Junta de Andalucía, el Coordinador de Cultura Andaluza, el Diputado del Area de Cultura y Educación de Málaga, el Director del Centro Cultural Generación del 27, el Sr. Alcalde de Bujalance, el Presidente de la Asociación de Peñas Flamencas.

Las ilustraciones de Venancio Blanco, Antonio Bujalance, Antonio Povedano, Miguel del Moral, Ginés Liébana y Mario López.
Artículos de Juan León Márquez, Agustín Gómez, Francisco Benítez, Antonio Bujalance, An-tonio Burgos,  Rafael Carrasco, José Cosano, Aquilino Duque, Manuel Gahete, Francisco González Ramirez,  Félix Grande, José de Miguel, Pablo García Baena, Francisco Carrasco, Benito Mostaza, Vicente Núñez, José Mª Molina, Agustín Gómez (8-11-1997) Mariano Roldán, Fernando Serrano, Rafael Soto Ver-gel Ginés Liébana, Juan C. López Eisman, Jacinto Mañas,  José Mª Ocaña Vergara, Juan Ortega Chacón, Juan Pérez Cubillo, Antonio Povedano, Antonio Rodríguez Jiménez, Rafael Vazquez Lesmes.

En cuanto a las conferencias, contamos con la inestimable ayuda de Juan León Márquez, experto en la obra poética de Mario López y responsable de aunar todo este mundo poético.

El resultado fue que se ofrecieron tres conferencias ilustradas:

  • Manuel Urbano: “El Grupo Cántico y el Flamenco” (Ana Mª Ramón – Chaparro hijo)
  • Agustín Gómez: “Los Cantes Campesinos (David Pino – Eduardo Lucena)
  • Félix Grande: “Cancionero anónimo olvidado” (El Extremeño – Paco Jarana)

El Acto de Clausura transcurrió como sigue:

  • Audición de Pajaronas por Pedro Montero y José Guadix (Pajares)
  • Representación de Poemas del homenajeado por la A. M. C. Pedro Lavirgen
  • Nombramiento como Socio de Honor
  • Semblanza de Mario López por Agustín Gómez
  • Adhesiones de entidades asistentes
  • Presentación del Libro por J. Luis Castro Caravaca
  • Agradecimiento de Mario López
  • Ofrecimiento artístico: Enrique Morente y El Paquete

Chaquetón y Paco SerranoDiego Clavel y Pedro Bacán

Pajarona siempre contó con el apoyo puntual de instituciones como Cajasur, Ayuntamiento de Bujalance, Diputación Provincial y Junta de Andalucía.

Niña de Huelva-José Mº de LepeEn esta segunda etapa, nos turnamos en la Presidencia: Alfonso Benítez López (de enero del 85 a enero del 88), José Luis Castro Caravaca (enero del 88 a enero del 90), José Luis Jurado Carmona (enero del 90 a enero del 92), José Guadix Pedraza (enero del 92 a enero del 94) y Pedro López Canales (enero del 1996 a enero del 2005).

A esta tercera etapa, siguiendo el orden cronológico, o mejor aún, el avance de logros conseguidos, corresponde: la adquisición, edificación y apertura de la nueva Sede Social.

Llegado a este punto, tenemos que admitir que La Pajarona era ya, una familia flamenca muy consolidada, sólo le faltaba, el arraigo que la propiedad confiere, para mantenerse y perpetuarse.  Desde hace mucho tiempo, veníamos soñando con que La Pajarona tuviese su propia casa.

La empresa era eso: ¡un sueño! ¿Dónde encontrar un lugar bien situado en el casco urbano? ¿cómo poner a doscientos socios de acuerdo para adquirir una propiedad? y sobre todo ¿con qué recursos económicos podíamos contar para su compra?

El Pele y Antonio de Patrocinio (12-10-2002)En los pies de la Plaza Mayor, la taberna “El Capaor” (quizás la más antigua de Bujalance) fue la elegida; un puñado de socios tras una verdadera operación de ingeniería financiera, realizaron la compra de la finca, escrituraron, encargaron los proyectos de demolición y edificación de la futura Peña y obtuvieron el préstamo necesario para la nueva edificación. Con todo ello en la mano, se le brindó a la Asamblea General la opción de compra, quien  naturalmente, dio su consentimiento haciéndose cargo de la nueva propiedad y sus deudas.

La constructora “Hermanos Vinos” a las órdenes del arquitecto don Jesús Jiménez Lara hicieron realidad nuestros deseos, y tras hacerle modificar cien mil veces los planos con nuestras  interminables sugerencias…llegó el día 12 de octubre de 2002, fue el día señalado para la Inauguración y los flamencos de Bujalance abrieron las puertas de … ¡su casa!.

Palabras del Secretario, al Presidente el día de la Inauguración:

(3) “…hoy el éxito es de todos, también ¿por qué no? de esta Junta Directiva a quien represento, Pedro nos eligió y hemos procurado estar con él en todo momento, pero quiero remarcar que la consecución de esta empresa ha sido una labor tan compleja que solo  una persona de sus  características y entrega,  podía llevarla a cabo; él ha sido, ¡de verdad!:  la idea, el motor  y las manos de todo, los demás… ¡le hemos seguido!

Así es que amigo Pedro, en nombre propio, en el de la Directiva que presides y en el de todos los asistentes ¡Felicidades!

José Menese y Antonio Carrión (23-10-2004)Fue una gran noche; las autoridades civiles, las asociaciones locales y los estamentos específi-cos de nuestro Arte a nivel comarcal y provincial, se desplazaron y estuvieron presentes en La Pajarona contribuyendo a dar esplendor a una noche inigualable; nos vanagloriamos enseñando nuestro magnífico local, que aquella noche alguien, bautizó con el nombre de “Bombonera del Flamenco”.

Naturalmente, sus paredes  empezaron a empapar Arte aquella misma noche, con un recital magnífico a cargo de El Pele acompañado de Antonio de Patrocinio hijo. Consecuencia natural de los nuevos acontecimientos fue, el que Bujalance, de nuevo respondió y la lista de socios engrosó.

Chocolate y Eduardo Rebollar (26-10-2002)En esta etapa las actividades se sucedieron como por ensalmo. En los recitales se procuró siempre contar con las figuras clásicas que aún continuaban en la brecha: Chocolate, José Menese, El Pele, Pansequito, Chano Lobato, José de la Tomasa, Curro de Utrera, Mariana de Cádiz, Calixto Sánchez … Al mismo tiempo, hemos contribuido también, a la confirmación de ese ramillete de nuevas figuras que, poco a poco, han ido tomando posesión de los puestos vacantes que han ido surgiendo, debido claro está, a la desaparición de figuras anteriores (es el natural relevo generacional) . No podemos olvidar que el Flamenco, no es algo estancado sino que “El Flamenco es vida” (Agustín Gómez) y por lo tanto, es normal que las nuevas generaciones sustituyan a las anteriores. Entre estos grandes y nuevos valores hemos contado con: Antonio Reyes, José Valencia, Rocío Segura, La Macanita, El Falo, Guillermo Cano, Julian Estrada, Antonio Jesús Mejías…

La Pajarona no se ha olvidado nunca, de los  artistas que empiezan, los llamados “principiantes”; a ellos, se les ha ofrecido todo aquello, con lo que un artista puede soñar: un tablao para expresar su arte, y una afición para escucharle y aplaudirle.

Se creó un Aula de Guitarra Flamenca (estuvo funcionando varios años y fue impartida por Philippe Donnier); se llevó a cabo una Exposición de Pintura y otra de Escultura; el ciclo de “La Exaltación de la Saeta” pasó a llamarse “La Saeta en la calle”; se celebró una fase del Concurso de las Minas de La Unión en el Castillo; siguieron los montajes de la caseta de Feria y la celebración de las Navidades Flamencas. También fueron muy celebrados los Actos en el que se les impuso la Insignia  de Oro a José Menese, Espectáculos Montoya y Sonidos Sonifrank.

Pansequito y Diego Amaya (11-10-2007)En julio de 2005, a Pedro López en la Presidencia, le sucedió Juan Santiago Casado Ramírez.

Continuó la línea peñística de sus antecesores, si bien hay que lamentar muy a pesar suyo, la pérdida de la Caseta de Feria, se suplió por una Celebración Ferial, con recitales en la Sede de la misma Peña.

Actuaron en La Pajarona: Jesús El Chozas, Juan a. Camino, Cancanilla de Marbella, Miguel Tena, Niño de Olivares, Pansequito, Churumbaque hijo, El Polaco, Joaquín Garrido, Raúl Micó, Gema Jiménez, Luis de Córdoba, Manuela Cordero, Mª José Pérez, Rocío Márquez, Mariana de Cádiz, Manuel Cuevas, Antonio de Canillas, José Valencia, La Macanita, Toñi Fernández, El Ve-neno, Rocío Segura, Manuela Cordero, Ricardo Fdez. del Moral, Rafael de Utrera, …

Miguel Poveda y Chicuelo (12-10-2008)Se celebró un Ciclo de Conferencias ilustradas relativo a las distintas zonas flamencas: Le-vante, Málaga, Cádiz, Almería, Huelva, Sevilla y Córdoba.

Philippe Donnier presentó a sus amigos “El Duende y el Reloj”.

El Maestro Fosforito recibió un Homenaje y Reconocimiento en el Teatro Español.

Durante su presidencia, instauró una especie de Festival de Verano, con el que se daba la temporada por terminada bajo el título “Noche Flamenca en la Casa Solariega” (tres fueron las celebradas, gracias a la gentileza de Manuel Ramírez propietario de dicha casa). Esta actividad cambió su título por el de Homenaje a… (presidentes anteriores, de La Pajarona). Se les ha ofrecido a José Guadix Pedraza, José L. Castro Caravaca y Alfonso Benítez López. 

Actos muy destacados Fueron: el XXV Aniversario de la Peña, celebrado en el Teatro Español, en él actuaron Miguel Poveda y Chicuelo. El XXVI Aniversario cambió su escenario a la Peña, y contó con Luis de Córdoba y Manuel Silveria. El Polaco y Manolo Herrera fueron los protagonistas del XXVII. De nuevo para el XXVIII se eligió el Teatro Español, sus protagonitas, Maite Martín acompañada por Juan Ramón Caro. Volvimos a la Peña para ofrecer a la familia Salmoral el XXIX Aniversario, corriendo la parte artística a cargo de El Pele y Manuel Silveria.

Maite Martín y Juan Ramón Caro (21-10-2011)Terminado este periodo (2005-2012), en el que Juan Santiago Casado ha ejercido como Presidente y Conductor  de la Peña. Pedro López Canales ha pensado que, dispone de tiempo, ganas, y nuevas ideas para invertir en nuestra Sociedad; por lo tanto, se ha ofrecido, junto a un eficiente y voluntarioso Equipo Directivo, para dirigir y guiar de nuevo, los caminos de La Pajarona.

Así pues, tras haber sido elegido Presidente, por la Asamblea General de Socios, el pasado mes de junio, ha iniciado su nueva andadura, efectuando algunas innovaciones: actualización-renovación de los Estatutos, implantación de las nuevas técnicas informáticas aplicadas a la Peña (inventariado y clasificación del material impreso, sonoro, audio… perteneciente a la Peña, y reunido durante tantos años), mejora en la decoración e iluminación, construcción de nuestra página web…

Arcángel y Miguel Ángel Cortés (12-10-2013)Artísticamente, ha continuado respetando los Actos de Feria en la Peña.

Ha aprovechado los actos que nos han mandado, tanto la Federación de Peñas Andaluzas, como la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Ha introducido un importante cambio en la celebración de la Navidad Flamenca (habitualmente llevada a cabo en un Restaurante) reemplazándola por una Gala Artística de Navidad (a partir de ahora se celebrará en el Teatro Español), separando de esta manera, la parte artística de la gastronómica, detalle éste que sin duda repercutirá y reforzará el respeto hacia los artistas invitados, en unas fiestas tan proclives a la alegría.

La XXVIII Navidad Flamenca, artísticamente ha sido protagonizada por Pedro El Granaíno y el Grupo de Baile de Alba Molina.

Dos han sido los recitales de Peña: Antonio Reyes con Manuel Valencia y Canela de San Roque con Antonio Carrión.

Por último, destacar que el XXX Aniversario de la Peña ha tenido una doble vertiente: Realización de dos Exposiciones de Fotografía: Toni Blanco y Antonio García.

Día 12, “Gala del 30º Aniversario” en el Teatro Español con  los siguientes artistas: Arcángel y Miguel Ángel Cortés.    
Me valgo de esta Nota de prensa para informar sobre el espectáculo:

Cartel anunciador del 30º Aniversario“Para disfrutar de este Concierto, se presentó un Teatro Español totalmente lleno y vestido de gala.

Unas acertadas palabras de  su Presidente, Pedro López Canales abrieron el Acto para, a continuación y, por parte de todos los Presidentes que han ostentado el cargo en La Pajarona, imponer la Insignia de Oro a 68 de sus socios que han superado los 25 años de antigüedad.

El toque magistral y limpio, por farrucas de Miguel Ángel Cortés, sirvió de telón y dio paso a nuestro joven maestro:  Arcángel.

Inició su actuación por malagueñas rematadas con rondeña, el  fandango abandolao y la verdial. Después, continuó con la caña a la manera de Enrique Morente y la remató con la soleá apolá, el Teatro se llenó de ecos del Tenaza de Morón, Charamusco...  Entró en los Cantes de Levante por tarantas, minera y cartagenera. Un recorrido extenso por los diferentes estilos de la soleá, y ya para terminar, tientos y tangos dieron fin a la primera parte del recital.

De nuevo Miguel Ángel Cortés,  fue el encargado de hacernos disfrutar con su toque, esta vez con aires de ida y vuelta.
Ya de nuevo entre nosotros,  Arcángel, inició su segunda parte por cantiñas, alegrías, romera, mirabrás…

Ante el inminente final de su actuación y a instancias de un aficionado local, recordándole la relación entre el nombre que nuestra Peña ostenta y la especial complacencia de este artista ante los Cantes Campesinos, nos regaló unos cantes de trilla a la manera de Huelva.¡lástima lo poco que se escuchan!

Como despedida y para rematar su magnífica actuación, se reservó naturalmente, ¡su Huelva! : Calaña, Encinasola, Santa Eulalia, El Cerro, Alosno,  Paco Toronjo… ¡Una gran noche!”

Quiero terminar este amplio informe, testificando que la Peña Cultural Flamenca La Pajarona, el pasado 8 de septiembre cumplió 30 años de existencia, es por lo tanto, una sociedad adulta, tiene su propia identidad y forma parte de esa intrahistoria de nuestro pueblo, tal como le ha sido reconocido durante el pasado mes de  diciembre, en el que recibió por parte de la Asociación Bursa-bolense de Arqueología, Arte e Historia, el “Premio Adalid” correspondiente al año 2012

“como defensores del patrimonio cultural del pueblo y por su currículum inmejorable”.

Sólo me falta, desear ánimo para que se siga trabajando, como hasta ahora, en la conservación de ese riquísimo legado que nos ha sido transmitido, y del que debemos responsabilizarnos y sentirnos orgullosos: La Cultura Andaluza, y muy especialmente…¡El Flamenco!

Bujalance 10 de mayo de 2014

(1)    Palabras de Alfonso Benítez el 15 de octubre de 1992
(2)    Publicado en Revista de Feria 1989
(3)    Inauguración de la Peña 12 de octubre de 2002
(4)    Nota de Prensa

Publicidad

Aceites de Oliva del Sur

Caldelería Bujalance

Flamenco Montoya

Estamos en:

C/ MESONES, ESQ. PLAZA MAYOR 
Bujalance (Córdoba)  

Ver mapa y contacto

lapajarona@gmail.com

Youtube La Pajarona

Video destacado

Hoy destacamos...